Muchos de ustedes ya tienen un emprendimiento en curso, algunos están recién comenzado y otros están en el difícil momento de tomar la decisión de continuar o abandonar, ya que, reconozcámoslo! No ha sido fácil tener un negocio con estallido social y pandemia incluida.

Sabías tu que en Chile el crecimiento de los últimos años en emprendimientos ha crecido cerca del 50%, pero el 80% de ellos no llega a los 5 años?

La cifra es alarmante! Ya que ponemos todo nuestro esfuerzo y dedicación en la generación de un negocio próspero, pero algo pasa que no nos permite mantenerlo constante en el tiempo, y uno de los principales factores que influye en esta cifra son las Finanzas.

Es por esto que el día de hoy te quiero entregar algunas claves esenciales en las cuales debes poner atención en tu negocio para tener una salud financiera que te permita mantenerte en el tiempo.

Nunca es tarde para tomar el control de tus Finanzas, ya sea que estás partiendo o que ya llevas un tiempo funcionando, una claridad en los números te permitirá tomar decisiones más objetivas y a largo plazo.

1.- Dedica al menos un día al mes para revisar tus Finanzas

Es cierto que cuando somos emprendedores el tiempo se nos pasa volando… Tenemos que mantener activas nuestras redes sociales, generar nuevos productos o servicios, contactar a los proveedores, conseguir clientes, organizar los recursos, capacitarnos, en fin! Son tantas y tantas las labores que muchos dejan los números para el final ya que consideran que es una tarea muy laboriosa o que te quita mucho tiempo.

La buena noticia es que si te organizas e idealmente lo agendas, basta con un día al mes para que puedas poner en orden tus números, registrarlos en alguna planilla o sistema, revisar los pagos que te han hecho para cobrar los que tengas pendiente, revisar los pagos que tienes que hacer y calendarizarlos para el mes siguiente, revisar la proyección de tus ventas con la realidad, ajustar tu presupuesto anual, en fin! En un día de trabajo podrías dejar ordenados tus números si le dedicas el tiempo exclusivo a esta tarea.

Si consideras que tienes gran movimiento dentro de un mes, por lo que dejar todo para un solo día podría ser frustrante, te invito entonces al mejor escenario de todos! El que consiste en asignarle 25-30 minutos de tu día al registro de tus números y así comenzar el día de manera planificada.

No puede pasar un mes sin que tomes las riendas de tus números, ya que en caso contrario, se te juntará mucha información, y lo que es peor, no podrás poner atención realista y objetiva a lo que te deparan los próximos meses

2.- Registra tus movimientos en un flujo de caja

Uno de los factores primordiales para un emprendedor es conocer la liquidez con la que cuenta mensualmente para realizar compras y pagos, y entender qué meses necesita más capital que otros, y por supuesto visualizar la capacidad de ahorro para alguna inversión pendiente (por ejemplo).

Es por esto que otro de los datos calve es tener tu propia planilla, o sistema, en el cual sepas exactamente cuanto entra y cuanto sale de tu negocio mes a mes, y así anticiparte a las posibles contingencias que ocurran, y no comprometerte en proyectos que quizás puedan esperar un mes más hasta que tengas el dinero suficiente para pagar.

Las finanzas sanas en un negocio tiene mucho que ver con este punto, la capacidad de pago de tu negocio, y el nivel de endeudamiento en el cual estás sumergido.

Te recomiendo siempre comenzar el año con una buena estimación de tu flujo de caja anual y revisarlo mensualmente para así poder ajustar tus proyecciones, o mantenerlas sin cambios, dependiendo de los movimientos reales de tu negocio.

3.- Planifica tus ventas anuales, con pequeñas metas mensuales

Todo negocio depende de la generación de ingresos, es por esto, que debes tener una planificación rigurosa y objetiva de tus ventas. Idealmente que sepas cuánto y a qué precio vender, pero si ese cálculo te complica, es importante que sepas al menos cuánto debes generar mes a mes para poder pagar todas tus obligaciones.

Es importante en este punto, si ya tienes historia de ventas, que las tomes como base y fuente de información para poder proyectar tus ventas, ya que como bien sabes, hay meses más flojos que otros por lo que la estacionalidad de la venta también es importante al momento de planificarlas.

Este punto te generará una gran satisfacción mensual al saber que debes vender $100 y que vendiste, por ejemplo $200, lo que te llenará de alegría al haber cumplido tu meta pero también te ayudará a bajar la presión de la generación de ingresos de los meses próximos.

Espero que aproveches esta información al máximo y nos vemos en un próximo Post.

Hasta la próxima!

Categorías: Blog

Giannina

Experta en Control de Gestión y Planificación Financiera

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *